Publicado el Deja un comentario

Los puntos más sucios de la casa

Los puntos más sucios de la casa

Generalmente cuando limpiamos la casa, nos ocupamos de las cosas que están más a la vista, como el piso de las diferentes estancias que hay, haciendo énfasis en la cocina y el baño, pero a veces nos olvidamos de ciertos puntos o lugares, que también se ensucian pero no le prestamos mucha atención.

Si te fijas bien, y le das un vistazo alrededor de la casa, encontraras que existen partes que acumulan polvo y muchas suciedades, que si no tomamos las medidas de higienes adecuadas, resultaran ser un foco de gérmenes que pueden afectar la salud de toda la familia.

En este artículo, te daremos a conocer algunos de los puntos más sucios de la casa, para que le presten más atención a la hora de hacer la limpieza profunda.

  1. Los rodapiés o zócalos de la casa, cuando realizamos la limpieza rutinaria, está parte queda olvidada, en ella también se acumula polvo y suciedades, se mancha. Puedes aspirarlo, luego pásale un paño suave humedecido con una solución jabonosa con vinagre y lo dejas secar.
  2. Los interruptores y manijas, todo el tiempo se están tocando por lo tanto se ensucian mucho, dependiendo donde estén ubicados se manchan hasta de grasa, resultando algo antihigiénico. Límpialos, frecuentemente no te olvides de ellos, con un pañito de microfibra humedecido con jabón, bicarbonato y vinagre, luego lo secas muy bien. Nunca mojes los interruptores.
  3. Las lámparas, bombillas empotradas, techo de la casa, cuadros y algunos rincones difíciles. Se llenan de polvo y telarañas, que muchas veces los obviamos en nuestra rutina de limpieza. Pasa la aspiradora con la boquilla adecuada para eliminar el polvo, con un plumero quita las telarañas, y pasa un pañito humedecido por las partes sucias y sécalos muy bien. En los rincones puede valerte de un cepillo de dientes.
  4. En la cocina, tenemos que estar pendiente de la limpieza de ciertos utensilios que se ensucian y pueden generar bacterias. Entre ellos tenemos: la tabla de picar, las esponjas, el fregadero o lavaplatos, la cafetera, el interior del refrigerador, el espacio destinado para almacenar tus alimentos, la encimeras, el piso y las baldosas, siempre debes de mantenerlo limpio.
  5. El baño, al ser unos de los espacio que pueden contaminarse fácilmente, hay muchos puntos que nunca debes pasar por alto entre ellos: el WC, el vaso de los cepillos de dientes, la tapa del inodoro, la cortina o puerta, alfombra, los grifos, la parte inferior del inodoro, la bañera o ducha. Para limpiarlos, usa siempre un desinfectante que puede ser un producto casero, como el vinagre, bicarbonato y amoniaco o un producto comercial, lo importante es que limpies y elimines las bacterias.
  6. Pipotes o cubos de los depósitos de basuras, son a veces olvidados durante la limpieza rutinaria, pero como en el botamos los desperdicios se contaminan con facilidad, por lo tanto cuando retires la bolsa, antes de colocar una nueva, lava los recipientes con agua, jabón y lavandina, déjalo unos minutos y enjuaga muy bien. No te olvides de lavar la base, asas y todo el borde, usa un cepillo pequeño y al final secas muy bien. Ahora, coloca una bolsa nueva.
  7. Colchones, a pesar de que cambiemos las sabanas el colchón siempre va acumular suciedad, por lo que debes de aspirarlo por lo menos cada seis meses, Para limpiarlo, pasa la aspiradora por todo el colchón, espolvorea por toda su superficie bicarbonato de sodio, déjalo actuar por unos minutos y vuélvelo aspirar. Si está manchado, has uso de un quitamanchas para tapicería.

Ya conoces algunos de los puntos más sucios de la casa, con todo este conocimiento puedes realizar una limpieza profunda, sin descuidar ninguno de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.