Publicado el Deja un comentario

Protege a tu familia con una correcta limpieza del baño

Protege a tu familia con una correcta limpieza del baño

El cuarto del baño, es el espacio de la casa que mayor uso tiene, por lo que está expuesto constantemente a una gran variedad de agentes contaminantes, porque en el realizamos todas nuestras necesidades fisiológicas, así como la higiene personal. Por consiguiente, debemos mantenerlo limpio y reluciente, libre de gérmenes y bacterias, con esto prevenimos posibles enfermedades. Para lograr este cometido, es necesario realizar una correcta limpieza del baño para el bienestar de todos, con ello estamos protegiendo la salud de toda la familia.

Es posible, que por más que limpies el baño, no ves buenos resultados, lo más probable es que no estés utilizando los productos adecuados o no conoces bien la forma eficiente para asearlo. Aquí, te vamos a ofrecer ciertas sugerencias para que tu baño se vea brillante y reluciente.

Para hacer la limpieza del baño, es recomendable que siempre utilices guantes para proteger tus manos de cualquier contagio y si es posible tapabocas. Asimismo, nunca mezcles los productos de limpieza, en especial el ácido muriático con la lejía, que al estar en contacto reaccionan, produciendo un gas muy tóxico, que puede ocasionar graves afecciones respiratorias y no te va a limpiar mejor.

Limpieza e higiene correcta del baño

Para una correcta limpieza del baño, lo primero que tienes que hacer es desinfectar todas las áreas como son las piezas sanitarias, duchas, bañera, azulejos, piso, así como los implementos como espejos, cortinas, puerta de la ducha, papelera, jabonera o cualquier otro artículo que tengas.

Esta desinfección, la puedes hacer con algunos productos que son especiales para eliminar las bacteria y hongos, uno de ellos es la lejía o cloro. Para ello, puedes mezclar en un recipiente cierta cantidad de lejía con una cantidad menor de jabón líquido, con la ayuda de una esponja humedece todas las partes con esta solución y déjala reposar por diez minutos, en las partes que estén muy sucia déjalo más tiempo y lo restriégalo con un cepillo. Enjuaga con suficiente agua.

Para el inodoro, vierte la lejía en su interior con una pequeña cantidad de jabón líquido, déjalo reposar por lo menos una hora, dependiendo de la suciedad que tenga, luego le pasa el cepillo y baja el agua del tanque. También, es necesario que lo limpies con una solución de lejía y jabón líquido por todo el exterior.

Limpieza con productos caseros

Otra forma que podemos emplear para desinfectar, es usando productos caseros que no sean tan agresivos. Se puede usar una mezcla de vinagre blanco, bicarbonato de sodio y jabón, solo aplícalo con una esponja en las zonas que quieres limpiar y retiras con agua.

Asimismo, para el sarro que se forma se puede usar una mezcla de agua oxigenada, bicarbonato de sodio y vinagre, con ello formarás una pasta que con ayuda de una esponja abrasiva aplicas el producto preparado, deja que actúe y lo retiras con suficiente agua. Repite una vez a la semana para poder lograr el resultado deseado.

Limpieza de los residuos de calcio

En muchas ocasiones, hay que emplear productos un poco más fuerte en especial cuando el interior del inodoro se ha formado una capa casi marrón, causada por la acumulación de calcio y minerales provenientes del agua, en estos casos hay que utilizar químicos más fuertes, como el ácido muriático. Solo viertes con precaución un chorrito del ácido en el interior del inodoro y déjalo reposar 20 minutos o más dependiendo de la intensidad de la mancha. Retira con solo bajar el agua.

Recomendación para una limpieza profunda del baño

Es recomendable para realizar una limpieza profunda, valernos de una limpiadora a vapor, que son eficaces para eliminar el moho, todo tipo de suciedades que se incrusta en las piezas sanitarias, los azulejos y el piso dejando todo bien desinfectado y brillante. Esto lo podemos realizar, una vez al mes para completar la limpieza frecuente que normalmente se hace.

Al final, una vez desinfectado todo tu baño, puedes emplear un antibacterial aromatizado, como lavanda, dejando tu recinto íntimo con aroma de limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.