Publicado el Deja un comentario

¿Es necesario usar suavizante para la ropa?

¿Es necesario usar suavizante para la ropa?

La mayoría de las personas cuando les toca lavar su ropa, lo primero que agregan es su detergente de preferencia y al finalizar le añaden un suavizante, aunque existen quienes consideran que el suavizante no es necesario, que la ropa queda igual y hasta la puede dañar. ¿Quién tendrá la razón? ¿Es necesario usar suavizante para la ropa?

En este artículo, te daremos cierta información de interés que te va ayudar a esclarecer este dilema, y con ello puedas tomar la decisión correcta para el lavado de tus prendas.

Los suavizantes, son productos elaborados para darle a la ropa una mejor textura y mayor suavidad, la hacen más esponjosa y le proporcionan un aroma agradable. Todo gracias a que contienen unas sustancias llamadas tensoactivos catiónicos, que son los responsable de penetrar en el tejido de la ropa con la finalidad de hacerla más suave.

Sin embargo, a pesar de su acción suavizante, este no actúa de igual manera sobre todos los tejidos. Funcionan de manera óptima en la ropa de fibras naturales como las de algodón, lino o lienzo, con un poco menos de eficacia en telas como la lana, franela y muy limitado en las fibras sintéticas. Por lo tanto, antes de usar suavizante, es importante conocer el tipo tela de nuestra ropa, porque si no es la apropiada, perderás tu dinero, ya que tu suavizante no va a cumplir su cometido: suavizarla.

Por ello, existen en el mercado una gran variedad de suavizantes de marcas reconocidas, que son apropiados para muchos tipos de tejidos, que le van eliminar la dureza que adquiere la ropa cuando la secas al aire libre o en la secadora, le dan una suavidad que provoca tocarlas, además vienen de distintas fragancias, que le dejan una suave olor, todas al gusto de cada persona.

Asimismo, la ropa que se le lava con suavizante, casi no requiere de planchado, pero sí de todas maneras queremos plancharla por costumbre, o por darle cierto brillo, este nos va a facilitar el mismo, haciéndonos menos penosa esta tarea.

Cuando se lavan las toallas y se le añade el suavizante, tendremos dos resultados: una de ellos es quitarle lo áspero y hacerlas más suaves y la otra es disminuirle su capacidad de secar, ya que sus componente van actuar sobre su tejido reduciendo un poco su absorción al agua.

Aquí, es donde tenemos que decidir si queremos suavidad, porque no es agradable secarse con un paño que parezca un cartón y correr el riesgo que con el tiempo ya no van a secar tan bien como cuando estaban nuevas.

Otro aspecto, que puede hacer que evitemos usar suavizante, es que para muchas personas el olor a veces puede ser muy penetrante, causando rinitis alérgicas, por lo tanto se recomienda no usarlo.

Ahora, que ya conoces los pro y los contra de utilizar suavizantes, queda a tu criterio tomar la decisión de usarlo o no. Si deseas que tu ropa se sienta suave y delicada, es necesario usar suavizante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.