Publicado el Deja un comentario

¿Por qué mi lavavajilla no limpia bien las copas y vasos?

¿Por qué mi lavavajilla no limpia bien las copas y vasos?

Es posible, que cuando vas a lavar tus cristales en el lavavajillas, estos queden sucios y opacos. Te preguntas ¿Qué pasó? ¿Por qué mi lavavajilla no limpia bien las copas y los vasos?

Aquí te daremos respuestas a esas preguntas que tanto te preocupan y no sabes que hacer. Una vez que lo leas, te vas asombrar de las diferentes causas que provocan que tus vasos y copas no se vean de lo mejor.

Es posible que estés usando el lavavajilla de forma incorrecta para lavar tus vasos y copas, el exceso de calor puede opacarlos, por lo tanto revisa el control de temperatura, que no debe pasar de los 40ºC para que no estropees la superficie del cristal, manteniendo la presión del agua de forma conveniente.

Asimismo, si tus cristales salen opacos después que lo has lavado en el lavavajilla, es probable que no hayas usado el abrillantador adecuado o no tengas el nivel correcto del producto. En este caso, solo tienes que agregar el abrillantador en el dosificador y este se liberará automáticamente durante el ciclo de enjuague.

La función del abrillantador, es disminuir la tensión superficial del agua, formándose una barrera protectora en los cristales, evitando así que se formen gotitas en toda la superficie. Este producto, también ayuda a que los utensilios se sequen en menor tiempo. También, puedes evitar la formación de gotitas de agua en la superficie de los cristales, que le dan un aspecto no agradable a la vista, prolongando el ciclo de secado, así te quedarán bien secos y brillantes.

Si en los vasos y copas te quedan residuos blanquecinos después de su limpieza en el lavavajilla, debes revisar si has colocado la sal en el depósito dispuesto para ello, o tal vez no está bien ajustado.

El uso de un antical para lavavajilla, es necesario, sobre todo si el agua que llega a tu casa es dura, ya que contiene mucho carbonato de calcio, responsable de los residuos blancos que ves en tus cristales.

Para obtener siempre buenos resultados en la limpieza de los cristales es importante tener cierta prevención y cuidado, con ello tu lavavajilla te responderá correctamente, ejerciendo su función de forma eficaz.

Así, que lo primero que debes hacer es asegurarte que los vasos y copas se pueden colocar en tu lavavajillas. Nunca te puedes olvidar de revisar el nivel de los depósitos de sal, abrillantador y detergente. Emplea productos especiales que te ayuden a proteger tus cristales, dándole mejor brillo y evitando que se tornen blanco.

Una vez finalizado el ciclo de lavado, abre el lavavajilla para que salga todo el vapor, espera a que se enfríen los cristales, con ello previenes la formación de gotitas de agua en la superficie, dándole un aspecto no muy favorable.

Por último, no descuides la limpieza de tu lavavajilla, debes de mantenerlo para que no se acumule cal o cualquier residuo de comida, que obstaculicen su funcionamiento ya que todas estas suciedades, van a ir depositándose en las copas y vasos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.