Publicado el Deja un comentario

¿Se pueden lavar las zapatillas en la lavadora?

Si eres de las personas que no tienen tiempo para lavar a mano o simplemente no te gusta, lo más cómodo y práctico, es meter las zapatillas en la lavadora, para que esta realice el trabajo por nosotros, mientras hacemos otras actividades de interés. Pero, debes de saber que es poco recomendable, ya que el exceso de agua y el golpeteo del tambor pueden ocasionar daño al material y afectar el pegamento que se utiliza para adherir la suela, lo que van acortar la vida útil del zapato.

Pero, si no tienes otra opción sino meterla en la lavadora, en este artículo te daremos algunas recomendaciones para disminuir los efectos de la lavada. Lo primero que debes hacer antes de meter las zapatillas en la lavadora, es quitarle todo tipo de suciedad que tengan, como barro, chicle incrustado, piedrita o polvo, para esto ayúdate de un cepillo, con ello evitarás que contamines el agua de la lavadora.

Luego, retira los cordones y la plantilla de la zapatilla, puedes lavarlas aparte. Pero, si la vas a meter los cordones en la lavadora, usa una bolsita de malla, para que no se pierdan por el desagüe de la lavadora.

A continuación sigue los siguientes pasos:

  • Coloca las zapatillas en una funda o bolsa especial, esto es con la finalidad de protegerla de los golpes que se produce al chocar con el tambor. También puedes amortiguar el golpeteo, metiendo algunas toallas en la lavadora, así no lavarás solo los zapatos que rebotarán por todo el tambor.
  • Usa detergente líquido, el jabón se disolverá fácilmente, en cambio el detergente en polvo tarda más en disolverse y pueden quedar partículas que van a quedar depositadas y adherirse al zapato, por lo que te puede quedar manchado.
  • Programa un ciclo suave, como para ropa delicada, sin centrifugado o uno que sea corto. Un centrifugado fuerte, hará que tus zapatillas se dañen, por lo tanto lo mejor es sin centrifugado, con ello se evitarás que se golpeen con el tambor de la lavadora, no solo dañarás el zapato sino también se puede sentir tu lavadora.
  • La temperatura debe ser fría, nunca emplees temperatura mayor de 40ºC, dado que el calor puede afectar al pegamento, lo que puede provocar que se despegue la suela, y si las zapatillas son de tela se pueden decolorar.

Una vez que termine el lavado, lo más apropiado es que los dejes secar al aire libre, sin que lleve mucho sol, porque el calor puede ocasionar que se despegue la suela o que se pongan amarillas. Pero si usas la secadora, debes usar el centrifugado suave, para que no se suelte las suelas y el controlar el tiempo del secado, porque si te pasa lo sobrecalientas y adiós zapatillas.

Si quieres que duren más tiempo lo mejor es que la laves a mano, pero si no te preocupa ese detalle y quieres ahorrar tiempo en la limpieza de tus zapatillas, puedes optar por lavarlas en la lavadora, pero sigue los consejos mencionados en este artículo y tus zapatillas se afectarán menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.