Publicado el Deja un comentario

¿Cómo limpiar la nevera?

nevera limpia y llena

La nevera es uno de los electrodomésticos indispensable en todo hogar, es el sitio indicado para almacenar los alimentos a una temperatura óptima, retardando el crecimiento de bacterias, por lo que se conserva por más tiempo nuestras provisiones. Por lo tanto, hay que mantenerla limpia libre de todo tipo de suciedades.

Al tener tu nevera en excelente condiciones de higiene, vas a impedir la formación de gérmenes que pueden contaminar toda tu comida y por ende cuidarás de la salud de toda tu familia.

Por consiguiente, debes realizar una limpieza profunda por lo menos cada dos o tres meses, que incluya todas las partes de tú frigorífico y otra limpieza rutinaria cada quince días. No sabes cómo hacer esta limpieza. No te preocupes, en este post te daremos algunos tips para que limpies tu nevera de la mejor manera.

  1. Procede a pagar tu nevera para evitar el consumo de energía y puedas trabajar con tranquilidad.
  2. Retira de forma ordenada los alimentos que tienes almacenados, verifica si hay placa de hielo, si es así espera a que se descongele.
  3. Saca todas las piezas desmontables, como las gavetas, hueveras, bandejas, rejillas y cualquier pieza que sea desmontable. Estas partes las puedes limpiar con una mezcla de tu lavaplatos, vinagre o limón y agua caliente. Luego, con una esponja suave, frota toda la superficie de los implementos y al final sécalo muy bien.
  4. Limpia la parte interna del refrigerador, para ello humedece una esponja con agua y tu lavaplatos, luego pásale un paño húmedo para retirar el jabón, por ultimo vuelve a limpiar con vinagre, deja secar o sécalo con un pañito seco.
    También, puedes usar bicarbonato para limpiar por dentro tu nevera, solo mezcla aproximadamente dos cucharadas del bicarbonato con dos tazas de agua y con la ayuda de una esponja restriega toda la parte interna, espera diez minutos y retira con un paño limpio y seco.
  5. Limpia también las gomas y juntas con la misma mezcla que preparaste para la parte interna.
  6. Para la parte externa, limpia con una esponja humedecida con jabón líquido y agua, seguidamente seca muy bien con un pañito limpio y seco.
    En esta parte de la limpieza, puedes usar productos de limpieza diseñados para ello, siempre y cuando se trate de materiales no oxidables
  7. La parte posterior, debes limpiarla con una brocha suave o pasar la aspiradora con delicadeza. Ubica la bandeja recolectora de agua y procede a retirar el sifón de la manguera, limpia el sifón con agua y sécalo. Mete el sifón completamente a la manguera realizando presión hacia abajo hasta que calce bien en la bandeja.
  8. Por último, limpia de la misma forma tu congelador.
  9. Al finalizar, cerciórate que todo esté bien seco, luego procede a conectar el refrigerador.

Puedes, colocar en el interior de la nevera la mitad de un limón con clavos de especies, también un recipiente pequeño con vainilla, esto además de aromatizar absorberá cualquier mal olor que se produzca dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.