Publicado el Deja un comentario

Rutina básica de higiene íntima femenina

Toda mujer debe de incluir en su rutina diaria un buen hábito de higiene íntima, esto le va a permitir prevenir ciertas infecciones vaginales, garantizando de esta manera su salud.

El aseo de los genitales, es una tarea que debes realizar de forma habitual, en las mañanas, después del trabajo, antes y después de la actividad sexual, antes de acostarte y con mayor frecuencia durante la menstruación. Toda esta higiene, nos ayuda a sentirnos mejor y más cómoda.

Para realizar esta limpieza adecuadamente, es necesario que tengas dentro de tus cosméticos algunos productos que son específicos para la higiene de la zona genital, con la finalidad de no alterar el pH natural y evitar irritación, así como posible proliferación de gérmenes. No uses el mismo jabón que utilizas para limpiar tu cuerpo, no tienen los mismos componentes, recuerda que la zona genital es más delicada y requiere de cuidados especiales. Trátala con cariño.

Consejos para una correcta higiene intima femenina

En este artículo, te daremos algunas recomendaciones para que realices de forma correcta una rutina de higiene íntima.

Lo primero que tienes que hacer, es adquirir un jabón neutro o específico para tu vagina, este debe ser solo para asearte tus genitales, no lo compartas. Con ello, evitarás posibles contagios o proliferación de gérmenes.

Antes de proceder a lavarte tus partes íntimas, lávate con jabón muy bien las manos, ya que vas a tocar tus genitales de forma directa. Nunca emplees esponja para realizar esta limpieza.

Lava solo la parte externa de la vagina, esto lo debes de hacer en la dirección correcta, es decir de adelante hacia atrás. Si haces lo contrario, puedes trasladar las bacterias de la zona anal hacia la vulva, lo que va a provocar una infección.

Seca muy bien, con un pañito destinado exclusivamente para tu vagina. Cada vez que te laves, cámbiate de ropa íntima, nunca uses la misma.

Además del lavarte, es importante que tomes en consideración ciertos aspectos que te van ayudar a complementar tu higiene intima.

  1. Evita el uso de duchas vaginales, a menos que este sea autorizado por tu ginecólogo.
  2. Utiliza productos diseñados especialmente para la higiene íntima, que sean suaves y que no te irriten. Jabón neutro y con pH adecuado para ti.
  3. Evita el uso de productos perfumados, estos ocultan el olor temporalmente y causan el efecto contrario.
  4. No te excedas en la depilación. Puedes depilarte para eliminar el exceso de vellos, pero no es conveniente que lo elimines todo, ya que estos cumplen una función específica en tus genitales. Protegen del exceso de flujo y sudor.
  5. Usa ropa interior de algodón, evita las que son sintéticas que no ayudan a la transpiración y pueden provocar posibles alergias.
  6. Refuerza esta higiene, durante la menstruación. Debes lavarte cada vez que te cambies de compresas, tampones o copas menstruales, cuando lo requieras.
  7. Mantén tu ropa íntima en buen estado, lávalas cada vez que te las quites con detergente líquido suave para evitar posibles irritaciones.

Ya conoces como debes realizar tu rutina de higiene íntima, si lo haces correctamente tal como te indicamos, no sufrirás de irritaciones molestas ni gérmenes que causen infecciones. De ti depende, tu salud íntima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.